Kitty-kitty, bang-bang!

Este es el resultado del reto “Inktober” de 2016: ¡una colección minina que no deja pelo!
Esto diseños se han adaptado para diversos productos que se venden a través de Redbubble, una plataforma para que artistas independientes puedan vender sus obras.